La Distrofia Muscular (DM) es consecuencia de un grupo de trastornos que afectan los músculos con la perdida de tejido muscular y debilidad. La discapacidad muscular se presenta de manera progresiva. Distrofia en sí significa “crecimiento anormal”; en otras palabras, la deficiencia de proteínas musculares provoca una función anormal.

Es el más común de los defectos del tubo neural, que es la parte del embrión a partir de la cual se forma el cerebro y la médula espinal; siendo conocida también como espina abierta. Este padecimiento afecta la columna vertebral y en algunos casos, la médula espinal.

Es un trastorno del sistema nervioso central marcado por la disminución en la función neurológica, acompañada de una inflamación inicial de la cubierta protectora de mielina de los nervios y de una cicatrización permanente. Los síntomas y la gravedad de los mismos varían ampliamente y pueden progresar hasta episodios de crisis que se alternan con episodios de remisión.

La parálisis Cerebral es la consecuencia de la falta de funcionamiento de parte del cerebro o porque este no se ha desarrollado correctamente; por lo regular las zonas afectadas son las que controlan los músculos, pero esta no es una regla general. Se afirma que no hay 2 personas con la misma parálisis Cerebral.

La poliomielitis (o parálisis infantil) es una enfermedad infecciosa causada por 3 tipos de virus gastrointestinales. El poliovirus puede atacar el sistema nervioso y destruir el sistema nervioso y destruir las células nerviosas encargadas del control de los músculos. Las consecuencias del padecimiento pueden causar parálisis irreversible y en casos severos causar la muerte.

A la Memoria de Felix David Pernilla Chavez

© 2017 ASODISPRO. All Rights Reserved

Please publish modules in offcanvas position.