El viaje que cambió mi vida

Un auto a velocidad en carretera

Mi nombre es Patricia Nallely Morales Rivera, mi edad es de 31 años. Nací en Querétaro el 31 de marzo de 1982, mi hermana mayor se llama Blanca, sigue mi hermano Carlos y yo soy la menor, cuento con mi mamá y mi papá, aunque estén separados. Aun así agradezco a Dios tener una familia que aún con problemas seguimos unidos y nos llevamos bien.

Siempre hemos radicado en San Juan del Río. Curse el kinder, Primaria, Secundaria, tercer semestre de Preparatoria y una carrera de Secretariado en esta hermosa ciudad Siempre me gusto trabajar. En vacaciones salía a buscar trabajo en maquiladoras, mueblerías, haciendo paletas de hielo… hasta que un día ya no quise estudiar y entre a una fábrica de obrera. Me di cuenta que es un trabajo muy pesado y mal pagado, con horas extras y trabajando sábados de turno completo para sacar más dinero. Pero dije “NO”, esto no es para mí y me metí a estudiar Computación… esto de trabajar y estudiar es lo más pesado para una persona que se propone salir adelante. Y como todo, llega la recompensa… me ascendieron Auxiliar Administrativo de Gerencia. El cual me costo mucho trabajo ya que me quedaba tiempo extra sin que me pagaran. Continuaba estudiando, seguí saliendo adelante y ayudando a mi familia. Conocí a un hombre muy especial para mí el cual me apoyo en todo lo que me proponía hasta que cambiaron nuestras vidas trágicamente.

Tuvimos un accidente automovilístico en la autopista el 31 de octubre del año 2003, volcó el coche y yo salí por el parabrisas volando 30m hasta topar con un tronco en el cual se me destrozaron las cervicales 5 y 6 quedando CUADRIPLEJIA. Mi novio murió instantáneamente, yo estuve consiente y no me encontraban hasta después de 4 hrs. Yo ya tenía hipotermia, me llevaron a la Cruz Roja, después al IMSS. Llamaron a mi mamá hasta las 9 de la mañana y yo ya estaba agonizando. Mi mama me hablaba y le decían que yo ya no le entendía porque ya estaba agonizando, pero Ella no se daba por vencida.

Pintura de una chica con vestido blanco, sentada en una silla de ruedas, en una llanura, esto mientras abre los brazos con un rayo de luz sobre ella.

Me trasladaron a Querétaro porque no sabían exactamente mi situación por una fractura craneoencefálica que tenia, hasta que me sacaron radiografías y una tomografía, se dieron cuenta que era una LECION MEDULAR C-5 y C-6. No llegaba la ambulancia ya que urgía mandarme a Lomas Verdes en México. Tardo en llegar. En cuanto llego me subieron rápidamente y se fue lo mas rápido que lo que pueda imaginar… hizo 3 paradas en el transcurso del viaje ya que me tenían que estabilizar para no morir.

Cuando llegamos a México… fue de lo mas triste, en la noche no podía respirar y me hicieron la TRAQUEOTOMIA, me inyectaron cuatro veces en el cuello para anestesiar y abrir para meter el tubo y poder conectarme al respirador artificial… es un dolor inexplicable, no te puedes mover porque lastima el tubo. Aspiran con una sonda para sacar las flemas lo cual es un dolor muy fuerte q hasta sangraba. Me conectaron un catéter en el hombro con un tubo ancho como lo de un popote que entraba a la Arteria por la cantidad de medicamentos que me inyectaban. Estuve en terapia Intensiva durante 3 meses. Cada noche le decían a mi mamá que yo moriría. No comía, controlaban mi Presión Arterial… Me dio una infección en los pulmones y aun con el respirador artificial yo moriría en un mes.

Solo veía a una persona de mi familia 3 veces al día durante 15 min. Pero un Doctor hablo con mi mamá y le dijo que empezaría a comer líquidos después papillas y de este modo me vería. Esto me animó, comencé a comer y recuperarme un poco más.

No me querían operar porque mi presión era siempre muy baja. Me daban fiebres muy fuertes de las cuales me ponían hielos en todo mi cuerpo y yo sin sentir ni entender mi situación; a la fecha es difícil superar algunas cosas. Llego el momento de mi cirugía después de tanta insistencia por parte de mi mamá, y me operaron con la presión 60 – 40, no lo podían creer porque hubiera muerto. A los 7 días subí a piso y estaba contenta por ver más tiempo a mi familia y amigos.

Antes de eso; cruelmente le dijeron a mi mama que para que me quisiera viva si me tendría que atender en todos los aspectos… y seria una carga para ella…. Mientras las astillas de los huesos se me clavaban por cada movimiento que hacían al voltearme, bañarme y cambiarme.

Un día me cambiaron la cánula porque era de plástico y se me estaba encarnando, el Otorrinolaringólogo no tubo el cuidado ni la higiene para cortar los hilos que sostenían la cánula y me corto piel… yo no podía ni gritar, quería hablarle a mi mama para que viera como me lastimaban y bueno… me puso la cánula de plata y se fue. Solo lloraba sin poder decir nada de tanto dolor… se me hizo una infección muy grande en el pecho, pero sano gracias a Dios.

Me trasladaron a rehabilitación en el Hospital Colonia, pero no me aceptaron por traer la cánula. Después de unos días regrese a San Juan del Río al IMSS durante15 días. Pero no me sabían aspirar ni bañar, todo lo hacia mi mamá con la ayuda de mi papá y hermanos. Regrese a mi casa y me adaptaron el área del comedor como cuarto de Hospital. Seguido estaba en Urgencias por asfixia, me quitaron la cánula después de 8 meses. Tenía miedo pero el doctor de aquí es una persona que ama su trabajo y me atendió muy bien.

Continué con mis terapias en el seguro y en el CRI he tenido que superar casas tan simples para los demás como viajar sentada ya que solo podía hacerlo acostada, empecé por mover los hombros, después subía mis brazos pero no los podía bajar. Fue un giro tan drástico el que dio mi vida que agradezco a Dios el carácter que me ha dado a pesar del dolor, de la incapacidad de movimiento, mi optimismo no se ha opacado soy una persona que sonríe aun en la adversidad, me gusta verme bien, me encargo de mi arreglo personal, domino más mis manos; es un esfuerzo de cada día.

He conocido personas tan humanas y especiales que me han contagiado sus ganas de vivir así como yo la mía de salir adelante y me invitaron a un grupo llamado FHADI – Fundación Humanista de Ayuda a Discapacitados -. En el cual fui miembro por mucho tiempo, con el propósito de superación emocional.

Patricia sonrié cerca de cámara vestida de blusa verde

Conocí un grupo llamado VIDA INDEPENDIENTE el cual me ayudo a entender más mi discapacidad, he ido a 4 cursos por una semana con compañeros de toda la República Mexicana, con los cuales aprendí de sus experiencias y ahora mantenemos una gran amistad. Son pesados, al siguiente dia te quieres regresar pero esto es para personas perseverantes. Me cuesta mucho trabajo mover la silla pero hago todo el esfuerzo que tengo, me gusta salir adelante y el mínimo bache no me detendrá ya que yo moveré mi silla.

En lo personal me gusta dar Conferencias en las Escuelas, centros de rehabilitación, radio, televisión y todo lugar que me quiera escuchar… platicar y dar algunos consejos o tips. Mis conferencias son básicamente sobre la cultura del buen trato de la discapacidad, prevención de accidentes, concientisar a los jóvenes de cómo un accidente te cambia la vida o bien, se las cambia a los demás, prever que por una imprudencia debida al exceso de alcohol y o de velocidad o como es común por cotorreo y riñas. Voy a grupos de AA y a cualquier lugar donde pidan una plática. Para mí el servicio es muy bonito; recibí La Paloma de la Esperanza“ por servicio a la comunidad.

Trabajo en mi casa y hago pulseras, collares, rosarios, con mi mano derecha y con mi boca me ayudo. Así obtengo dinero para mis gastos. Escribo el la computadora y busco por Internet material que me permita saber más y trasmitir a otras personas información sobre la discapacidad y superación en todos sus aspectos. Además que es un medio de comunicación con el cual tengo contacto con muchos amigos.

Ahora estudio mi preparatoria en el CETis 105 en Querétaro. 1º Dios quiero ser Tanatologa, se manejar las perdidas y sé que puedo transmitir de todo corazón lo que es perder algo físico, material, amoroso, etc., lo cual pocos soportan.

Gracias y deseo que Dios los llene de Bendiciones.

Un artículo de Patricia Nallely Morales Rivera para:

ASODISPRO

Personas Productivas con Discapacidad

A la Memoria de Felix David Pernilla Chavez

© 2017 ASODISPRO. All Rights Reserved