• Inclusión laboral  1
  • Inclusión laboral 2
  • Inclusión laboral 3
  • Inclusión laboral 4

Empleo

Cómo tratar a una persona con discapacidad en el trabajo

Algunas personas sienten incomodidad cuando les presentan como compañero de trabajo a una persona con discapacidad (PCD) puesto que no saben cómo tratarla y temen ofender con sus expresiones. Las PCD tienen los mismos derechos y obligaciones como miembros de una sociedad, no es negociable bajo ningún punto de vista su dignidad, por tanto el trato igualitario debe ser la política de toda empresa.

El mensaje que muchos medios transmiten de PCD, es que son seres que reflejan lástima, pero ello se debe a que pocas veces se resalta las cualidades productivas de ellas, se centran en la discapacidad y no en la persona. Quien conoce a una PCD productiva, puede llenarse de mucha sabiduría y motivación.

No presuponer
Primero es persona, luego está la discapacidad. Si no se sabe, se debe preguntar a la PCD cuál es la forma correcta de llamar a las personas con su discapacidad. No se debe presuponer que siente o que quiere una PCD.

Igualdad e individualidad
Todos tenemos gustos. Las PCD son iguales a todos los miembros de la empresa, si algo no le gusta, no significa que eso tampoco le guste a todo aquel que tenga su misma discapacidad.

Como prestarle ayuda
Si se quiere prestar ayuda en el área de trabajo, preguntarle primero si necesita apoyo y la forma de hacerlo. A una PCD le puede costar realizar alguna tarea, pero quizá gusta de terminarla por convicción, por lo tanto hay que preguntar, y no sentirse mal u ofender cuando se rechaza el apoyo.

Educación
Hable directamente con la persona (mírela), no con el intérprete ayudante o amigo, no es necesario que ignore todo, basta con centrarse en la conversación con la persona. Si la PCD está en sillas de ruedas, si puede, siéntese también. Si es una persona sorda, véala a ella y no al interprete.

Converse igual
Cuando conozca a una PCD no hable más alto o más despacio, puede preguntar si la duda es mucha, pero una discapacidad física no es igual a una discapacidad intelectual o de los sentidos.
Hable normalmente: Algunas personas tienen tendencia a hablar más alto y más despacio a las personas con discapacidad. No lo haga. No asuma que porque esa persona tenga una discapacidad, también tiene una discapacidad cognitiva o no escucha bien.

Como referirse
Si quiere contar que ya conoció a otra persona en similares circunstancias, debe decir: “Yo tuve una amiga que era una mujer con discapacidad…” y no: “Yo tuve una amiga discapacitada…” de igual manera debe decir: “Conocí a una persona sorda…” y no: “Conocí a un sordo…” Primero está la persona y después la discapacidad, ello debe aplicarse en el habla y en la forma de escribir. No utilice términos despectivos como “invalido” “Confinado a la silla de ruedas”, o todas aquellas expresiones que menosprecien a las PCD. Lo mejor es preguntar como prefiere.

Respeto a las áreas privadas
Las PCD en su mayoría consideran sus implementos de apoyo (andador, bastón, silla de ruedas, Etc.) o sus perros entrenados (u otro animal), parte de su zona privada y su seguridad. Sin el consentimiento de la PCD, no se deben tocar, mover o utilizar como apoyo en alguna tarea.

Con información de PCD
Edición y redacción: Violeta Cáceres y Byron Pernilla

ASODISPRO
Personas Productivas con Discapacidad

SERVICIO AL CLIENTE

 

Las personas con discapacidad somos potenciales clientes y un buen servicio nos hace fieles consumidores. Cuando un establecimiento tiene personal capacitado para la atención de PCD, e implementa adaptaciones razonables, invierte en su prestigio. 

A la Memoria de Felix David Pernilla Chavez

© 2017 ASODISPRO. All Rights Reserved